El lenguaje es una herramienta de vital importancia para nosotros como especie, que ha marcado como ninguna otra lo que hemos sido, lo que somos y lo que seremos. Y es que la comunicación conlleva siempre consecuencias, y del uso que de ella hagamos depende en buena medida el curso que recorre nuestra historia tanto en lo colectivo como en lo particular. La filosofía y las diferentes formas de expresión, las diferentes personalidades reflejadas en los diferentes colores de la noria, cada uno su espacio. © Ana Yael

El poder del lenguaje en nuestra historia

Pocas facultades han marcado nuestro desarrollo como especie como lo ha hecho el lenguaje. Nuestras relaciones sociales, nuestra forma de pensar, entender y explicar el mundo han estado determinadas por nuestras palabras, y la...
«Somos seres interdependientes que vivimos en un marco de relaciones mutuas de cuidado. Si no cuidamos y no nos cuidan cuando lo necesitamos, se quebrantan los cimientos de la sociedad, porque el cuidado es la base que aporta bienestar físico y emocional a las personas», dice la filósofa y enfermera Ester Busquets. © Ana Yael

Cuidar: el origen de la filosofía

La Real Academia de la Lengua Española afirma que cogitare, pensar, anda detrás del verbo cuidar. Y no hace falta saber latín para que al menos suene la expresión cogito ergo sum que popularizó...
Kant tiene fama de autor difícil. Sus extensas y sistemáticas obras en las que lleva a cabo una enjundiosa crítica a la metafísica se consideran producto de un sesudo trabajo intelectual que no está al alcance de cualquier lector. Sin embargo, es también poco conocida la faceta kantiana de presentar sus ideas en bocetos de escasa extensión, en los que expone sus ideas con un grado de precisión y de concisión poco usuales en filosofía. © Ana Yael

Kant: el espíritu filosófico de la Ilustración

Entre los siglos XVI y XVIII tuvo lugar en Europa un auge del racionalismo (Descartes, Leibniz, Spinoza), mediante el cual se intentó explicar la realidad histórica a través de la que se desarrollaría el...
«La distinción entre razón y pasión surge con el inicio de la propia filosofía», nos dice el profesor Eduardo Infante. «Ser filósofo implicaba vivir filosóficamente y esta forma peculiar de existencia significaba, entre otras cosas, un autodominio de las pasiones por la razón. En este sentido, podríamos decir que la división es connatural, pero que el gobierno racional de las pasiones es una construcción artificial que exige un entrenamiento y un esfuerzo constante». © Ana Yael.

Razón y pasión: historia de un conflicto filosófico

Razón y pasión constituyen dos polos fundamentales de nuestra naturaleza. Sin embargo, la racionalidad se asoció desde muy temprano con nuestra vertiente más humana, mientras que la pasión (o emotividad) pasó a convertirse en...
La filosofía de Hegel recibe el nombre de «idealismo absoluto», una reflexión sobre la realidad globalmente considerada, a la que da el nombre de absoluto, entendida como idea, naturaleza y espíritu, que se desarrolla en el tiempo en un proceso que denomina «dialéctico». La dialéctica describe tanto el modo de pensar como el de ser, porque, para Hegel, no existe el ser por un lado y el pensar por otro: concepto y realidad son lo mismo. © Ana Yael

La actualidad de Hegel: el pensador que atraviesa la apariencia

Este mes de agosto se cumplen 250 años del nacimiento de Hegel. El pensamiento del filósofo alemán, que nació el 27 de agosto de 1770, sigue teniendo una indiscutible actualidad, según demuestra el libro...
A diferencia del pasado, no podemos enviar exploradores en busca de evidencias en los restos arqueológicos o en los libros porque el futuro no existe. Nuestra mejor herramienta para indagar sobre la realidad, el método científico, resulta, en sentido estricto, inaplicable. Podemos formular hipótesis sobre lo que está por venir, pero no podemos diseñar experimentos que nos permitan refutar su validez hoy. © Ana Yael.

Estudiar y crear el futuro

Pocas cosas nos preocupan y nos ocupan tanto como el futuro. De no ser así, no gestionaríamos agendas, no intentaríamos anticipar si lloverá o hará sol, no planificaríamos nuestras vacaciones o nuestra carrera profesional,...
Arthur Schopenhauer (Gdansk, Danzig en alemán, 1788-Fráncfort del Meno, 1860) © Ana Yael. La ilustradora retrata así la «sana resignación» de Schopenhauer; la roca es la vida que hay que aceptar tal y como es, que no se puede moldear a nuestra propia voluntad, es la experiencia directa, la observación, y el mar es la realidad que nos golpea en la cara.

Schopenhauer: filosofía del pesimismo

Es uno de los filósofos menos atendidos y estudiados en nuestra lengua en entornos académicos y, sin embargo, Arthur Schopenhauer (1788-1860) es también uno de los pensadores más leídos por el público general. Un...
«No hay una discontinuidad esencial entre la ciencia y la filosofía. Hay más bien una continuidad de fines y de métodos entre ellas (aunque no una identidad total)». Antonio Diéguez. © Ana Yael

Filosofía y ciencia: caminos de conocimiento

Filosofía y ciencia representan, en muchos aspectos, las cumbres humanas de la sabiduría. Las principales herramientas mediante las cuales hemos llegado a ser lo que somos: la especie dominante del planeta. Pero es también...
Nietzsche, el pensador que hace «filosofía a martillazos»; el polemista que se autorretrata diciendo «yo no soy un hombre, yo soy dinamita»; el irreverente que declara al mundo entero la muerte de Dios y el nacimiento del superhombre; uno de los nombres más populares de la filosofía. © Ana Yael

El eterno retorno de la filosofía a martillazos de Nietzsche

El pensamiento de Friedrich Nietzsche es dinamita. Él mismo lo dice en su libro Ecce homo. Llega, piensa, escribe y hace saltar por los aires todo lo que hasta ese momento hay y se...
«Los daños sufridos te deforman, te transforman, te pueden llegar a partir en dos, pero quién dice que no se pueda intentar convertir eso en algo beneficioso para todos y también para uno mismo?». En esta ocasión no solo la ilustración, sino también esas palabras de Ana Yael iluminan esta exploración por los meandros del resentimiento. @ Ana Yael

Otro resentimiento es posible

Tuvieron que pasar muchos siglos hasta que la filosofía sacó partido filosófico al resentimiento. Max Scheler sentó sus bases, Nietzsche añadió contenido moral, Jean Améry lo clavó a la historia de la filosofía con...